4 etapas del inbound marketing

¿QUÉ ES? y 4 ETAPAS del INBOUND MARKETING

Cuando hablamos de Inbound marketing nos referimos a distintas estrategias de marketing que se caracterizan por no ser agresivas y que por el contrario buscan acompañar al cliente durante todo el proceso de compra. 

El inbound marketing prioriza la creación de contenido de valor y se aleja de las estrategias tradicionales de marketing que se basan en que la empresa busque al cliente. Teniendo esto en cuenta, el inbound marketing busca crear contenido que atraiga a un tipo de cliente específico a la empresa. Es decir, la empresa no busca al cliente, por el contrario, el cliente es quien busca a la empresa. 

El contenido del inbound marketing se concentra principalmente en responder las preguntas que los clientes potenciales se hacen y a partir de ahí ofrecer soluciones útiles para dicho usuario. Esta experiencia debe ser grata de manera que genere confianza al cliente y sirva como fidelización.

4 etapas del inbound marketing

Ejemplos del inbound marketing

El posicionamiento web:

Es probablemente de los más importantes, esto debido a que el SEO hará que sea más fácil que tus clientes te encuentren, de hecho, este recurso puede potenciar la efectividad de los otros recursos que nombraremos.

Blog:

Como punto positivo se encuentra el hecho de poder aportar valor a la experiencia del cliente potencial. Sin embargo, requiere tener mucho contenido para mantenerlo actualizado y puede depender de sobremanera del posicionamiento web.

Vídeos:

Una forma efectiva de mostrar contenido de manera atractiva y mucho más dinámica que la escrita, esto sin mencionar que te permite abordar mucha más información manteniendo la atención del cliente.

Infografías:

Una forma creativa de transmitir a los clientes la información que necesitan de una manera fácil y eficaz.

4 Etapas del inbound marketing

4 etapas del inbound marketing

Atraer:

Aquí es donde haremos que nuestro cliente potencial nos encuentre a través de distintas estrategias. En este punto, la intención de vender está en un segundo plano, debemos responder a las preguntas de los clientes potenciales con contenido de valor que sea claro y útil.

El SEO, los blogs y las redes sociales pueden ser herramientas importantes para la etapa de atraer usuarios.

Convertir:

En este punto se requiere que la empresa tenga algunos datos de los usuarios que entran en la página web. Para lograr esto, se debe ofrecer otro tipo de contenido, también de valor, pero más extenso y exclusivo al que sólo puedas acceder mediante un registro previo como; ebooks, o vídeos. 

Vender:

La mayoría de las veces que los clientes entran en la etapa de conversión, no están listos para comprar, por eso debes acompañarlos en todo el proceso sumándoles contenido de valor hasta que estén preparados. Hay que tener en cuenta y hacer énfasis que el intento de venta no debe ser bajo una estrategia agresiva, por lo que debes mostrarles por qué tu producto o servicio no solo resuelve sus problemas sino que además es el más adecuado para hacerlo. 

Fidelizar:

Finalmente llegamos al último paso, porque todo el proceso no podía terminar con la venta ¿por qué? porque no hay mejor cliente que esa persona que ya era un cliente, porque sabes que es alguien que confía en tu producto y que recurrirá a él cuando vuelva a necesitarlo.

Estrategias de marketing dedicadas únicamente a premiar su fidelidad como promociones o newsletter podrán ser favorables para conseguir la fidelización de un cliente. 

Para conocer más sobre el mundo del marketing, el emprendimiento y las redes sociales, visita los artículos que en Nova Networking LATAM hemos creado para ti en nuestro blog. Pulsa Aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.